Qué propone

Claudia Calao

Voz y voto a los ciudadanos y movimientos ambientales
 
A través de nuestra elección  daremos voz y voto a los movimientos ambientalistas en el Concejo, con el fin de ejercer un mayor control político que impida la mala toma de decisiones. Facilitaremos un panorama claro de los problemas que comprometen lo ambiental y social, sus actores, intereses, y necesidades que permitan tener un mayor conocimiento, haciendo posible la intervención ciudadana con el respaldo técnico y de la academia para la creación de políticas públicas.
 
Queremos fortalecer las veedurías ciudadanas y generar nuevos espacios de participación que permitan consolidar un conocimiento del territorio, necesidades y una defensa articulada en concertación con la comunidad, donde las entidades puedan aportar desde lo técnico con mayor autonomía partiendo del control ciudadano y de sus capacidades.
 
Para lograr esto buscaremos articular los movimientos ambientales de la ciudad, para robustecer la defensa de la ciudad en todos los espacios, compartir experiencias y enriquecer los conceptos y visiones del territorio. 

Protegeremos Nuestros Cerros, Humedales, Parques y Ríos con sus Árboles y Animales
 
Fortaleceremos la protección de los cerros, quebradas, humedales, áreas protegidas, ríos y su biodiversidad (estructura ecológica principal), haciendo cumplir sus estudios técnicos facilitando la conformación de una mesa abierta para la discusión de los mismos, con la finalidad de promover el uso pasivo de las áreas protegidas, no permitiendo el cambio del uso del suelo para expansión urbana. 
 
Implementaremos la mejor alternativa para asegurar la conectividad ecológica, entre las reservas forestales de los cerros orientales, quebradas, ríos, y la Reserva Thomas Van Der Hammen; además, de la conformación del Parque Ecológico Cerro Seco. 
 
Construiremos propuestas productivas que incluyan a la comunidad, (por ejemplo, ecobarrios, agricultura urbana en las reservas) que permita la sostenibilidad sin que cambie el uso del suelo ofreciendo una mejor calidad de vida. 

Incluiremos en la Visión de Bogotá su Ruralidad y su Conexión con los Municipios Vecinos
 
Bogotá no puede seguir imponiendo un modelo de ciudad expansiva que fragmente la Sabana, debemos reconocer las dinámicas de las poblaciones vecinas, concertar y planificar conjuntamente los temas del uso del territorio, incluyendo movilidad, empleo, vivienda, acceso al agua y obras de interconexión regional que garanticen el equilibrio de los ecosistemas de la región.
 
Reconoceremos el papel de la población campesina en la construcción de ciudad, su gestión ambiental y alimentaria. Se integrará a la política de ruralidad sus propuestas en gestión del agua y la regulación hídrica, de aprovechamiento sostenible e integral.
 
Haremos visible a la Bogotá Rural fortaleciendo proyectos productivos que promuevan la soberanía alimentaria y comercialización de sus productos.  

Promocionaremos el Transporte Limpio, Flotas Eléctricas, Bicicletas, Patines, Entre Otros
 
En Bogotá mueren 1.963 personas al año por mala calidad del aire. Necesitamos un sistema  de monitoreo de calidad del aire más robusto, respaldado por un monitoreo participativo, con un protocolo de manejo de crisis en los momentos que se requiera. Reconociendo la crisis por contaminación atmosférica como un problema de salud pública, aplicando el principio de prevención en áreas donde la población más vulnerable (niños y adultos mayores) tiene mayor presencia, se pueden evitar gastos en sector salud. 
 
Promoveremos acuerdos para avanzar en la transición de combustibles fósiles en dos escalas, primero mediante la implementación de transporte limpio, flotas eléctricas que movilicen al ciudadano y que empiecen a ser parte del carácter obligatorio de las adjudicaciones del transporte público y en otra escala, incentivando el uso de vehículos eléctricos, el uso de la bicicleta, patines, patinetas, entre otros que mejoren la calidad del aire y la salud de las personas. 

Evitaremos la Ampliación del Relleno Doña Juana, Promoveremos el Reciclaje y Ayudaremos a Dignificar el Oficio de los Recicladores
 
Promoveremos la educación ambiental como tema de ciudad, enseñando a los ciudadanos el valor del reciclaje en sus hogares, buscando generar una cadena de valor de lo que consideramos que es desperdicio para algunos, pero que para otros es su sustento diario. Creemos que la separación en la fuente es un deber ciudadano que ayudará en gran medida en convertir un problema de residuos en una oportunidad de negocios para más de 22 mil familias que viven del reciclaje. Buscaremos que todos los habitantes de Bogotá seamos separadores.
 
Fomentaremos alternativas a la tracción humana y buscaremos engrandecer su labor como personas por el servicio que prestan a la sociedad.
 
Evitaremos la ampliación del Relleno de Doña Juana a través de herramientas jurídicas y técnicas iniciando el tránsito a nuevos mecanismos como la gestión de residuos sólidos, separación de basuras, ya que solo el 39% de la población recicla y sabe hacerlo. Fomentaremos la capacitación ciudadana, participación y reivindicación del gremio reciclador. 

Cuidaremos Nuestro Recurso Más Precioso, Protegiendo Páramos, Humedales y Ríos
 
Reconocer y garantizar la prestación de los servicios ecosistémicos que ofrece la sabana de Bogotá y su sistema de montaña (páramos, subpáramos, bosques alto andinos), de los cuales depende la calidad y cantidad de agua, biodiversidad, alimentos y cultura de la ciudad.
 
Por lo tanto, se formulará un programa que recoja los avances y planteamientos referentes a la adaptación al cambio y a la variabilidad climática basada en el entendimiento de los ecosistemas de Bogotá y su sabana.[14]  Articulando organismos como el IDIGER para diseñar instrumentos de toma de decisión con base en estudios a nivel nacional teniendo en cuenta  riesgo, amenaza y vulnerabilidad en varios componentes.
 

Comunícate con nosotros

Copyright © 2020 Claudia Calao. Todos los derechos reservados.